Home >

Blog de noticias

Categorías
Archivos
  • 2018
    • Diciembre
    • Noviembre
    • Octubre
    • Septiembre
    • Julio
    • Junio
    • Mayo
    • Abril
    • Marzo
    • Febrero
    • Enero
  • 2017
    • Diciembre
    • Noviembre
    • Octubre
    • Septiembre
    • Julio
    • Junio
    • Mayo
    • Abril
    • Marzo
    • Febrero
    • Enero
  • 2016
    • Diciembre
    • Noviembre
    • Octubre
    • Septiembre
    • Julio
    • Junio
    • Mayo
    • Abril
    • Marzo
    • Febrero
    • Enero
  • 2015
    • Diciembre
    • Noviembre
    • Octubre
    • Septiembre
    • Julio
    • Junio
    • Mayo
    • Marzo

La elegancia de la madera para un hotel 5 estrellas

Margalida Rotger Serra apostó por los materiales nobles, como la madera, en el diseño del Hotel Zafiro.

La elegancia de la madera para un hotel 5 estrellas

Margalida Rotger Serra apostó por los materiales nobles, como la madera, en el diseño del Hotel Zafiro.  

 

Proyectista: Marga Rotger Interiorisme.

Producto: Fibranatur Nogal y Fibraplast Nogal Siroko.

Aplicación: Encimera, estanterías, bancada, banco corrido, banco octogonal, armario forrado y separación habitación/baño.

Localización: Puerto de Alcudia (Mallorca)

Año: 2015.

 

 

El estudio Marga Rotger fue el encargado de ‘vestir’ el Hotel Zafiro, construido en 2015 en Puerto de Alcudia, en la isla de Mallorca, siguiendo la premisa de crear “un hotel de 5 estrellas con un estilo atemporal, actual en las tendencias pero que no pasara de moda en poco tiempo”. La diseñadora contó con total libertad creativa a la hora de diseñar este complejo turístico, que engloba 9 edificios en los que se distribuyen sus 373 habitaciones y otras instalaciones: recepción, cafetería, comedor, tres restaurantes temáticos, salas de conferencias y un spa. En la parte central se sitúan diferentes piscinas, jardines llenos de vegetación y zonas de solárium, diseñados para la relajación del usuario.

 

Con la intención de dar al hotel un aire moderno, de líneas simples pero elegantes, Marga Rotger apostó por materiales nobles, entre los que destaca la madera, porque “aporta mucha calidez y es muy elegante combinada con otros materiales” como el mármol o los propios espejos. Además, el empleo de los mismos materiales en los diferentes ambientes proporciona homogeneidad al conjunto.

 

En su diseño se ha prestado especial atención a la recepción, donde se ha recreado “la forma de un zafiro tallado, con los laterales inclinados, pintado en color dorado metalizado y luz indirecta, para dar la elegancia a un hotel de esa categoría”, explica Marga Rotger. Las formas geométricas se extienden a espejos y otros detalles, como el banco octogonal realizado con Finsa Fibranatur de chapa natural de nogal. “Siempre que puedo prefiero utilizar madera natural como la de Fibranatur”, señala la interiorista, “pero a veces, por presupuesto, sobre todo en hostelería, la opción más acertada son las soluciones Fibraplast que simulan a la perfección chapa de madera natural”. Bancadas, encimeras, estanterías o barras son algunos de los elementos de los restaurantes del complejo en los que se ha recurrido a Finsa Fibraplast.

 

 

El hotel cuenta con diferentes tipos de habitaciones, cada una de ellas con características diferentes, pero todas tienen como principal protagonista la madera de nogal, resaltando las vetas y los diferentes tonos de la chapa, haciendo de la habitación un espacio cálido y acogedor.

 

En su apuesta por las formas simples, Rotger decidió diseñar casi todo el mobiliario a medida, algo que para ella es fundamental para personalizar cada proyecto: “Elegir mobiliario de catálogo es fácil. Lo complicado es crear un ambiente personalizado para cada cliente, crear sensaciones diversas y que el proyecto final se distinga del resto”. En este proceso trabaja mano a mano con los diferentes industriales y en el camino descubre que “a veces los diseños son más complejos y necesitan más trabajo para realizarlos. El resultado final es el trabajo conjunto entre diseño, estética y funcionalidad”.

                                                                                                       

“En ocasiones prevalece la estética a la funcionalidad”, explica Marga Rotger sobre el diseño en hostelería, “pero no es mi caso. Ante todo funcionalidad, iluminación, acústica y luego estética para crear un equilibrio general y que el cliente se sienta a gusto”.

 

El ambiente resultante es relajado e invita a disfrutar de la estancia en Mallorca. La luminosidad de la isla se potencia con un diseño en el que priman las tonalidades claras, que se extienden desde la pintura, al pavimento, los textiles o los revestimientos.

 

 

 

 

 

 

 

 





Fotografías: Gori Salvá para Marga Rotger Interiorisme.

 

 

Autor: Finsa Fuente: Finsa 2017-10-10