Home >

Blog de noticias

Categorías
Archivos
  • 2018
    • Diciembre
    • Noviembre
    • Octubre
    • Septiembre
    • Julio
    • Junio
    • Mayo
    • Abril
    • Marzo
    • Febrero
    • Enero
  • 2017
    • Diciembre
    • Noviembre
    • Octubre
    • Septiembre
    • Julio
    • Junio
    • Mayo
    • Abril
    • Marzo
    • Febrero
    • Enero
  • 2016
    • Diciembre
    • Noviembre
    • Octubre
    • Septiembre
    • Julio
    • Junio
    • Mayo
    • Abril
    • Marzo
    • Febrero
    • Enero
  • 2015
    • Diciembre
    • Noviembre
    • Octubre
    • Septiembre
    • Julio
    • Junio
    • Mayo
    • Marzo

Extensión vertical de edificios: una alternativa para ampliar la ciudad de una manera sostenible

La Casa por el Tejado instala piezas modulares de acero y madera en cubiertas desaprovechadas del centro de urbes

Tras la burbuja inmobiliaria que vivió España a principios de los 2000, quedaron muchos edificios sin uso o a medio construir en urbanizaciones nuevas que se habían creado a las afueras de las ciudades. En lugar de optar por ese camino de la nueva construcción, la empresa La Casa por el Tejado,  radicada en Barcelona, apostó por sacar partido a los inmuebles existentes con cubiertas desaprovechadas, ofreciendo la posibilidad de ampliar la ciudad de una manera sostenible.

“Donde unos miran al suelo para hacer crecer las ciudades, nosotros alzamos la vista al cielo”, señalan desde la compañía. Y esta filosofía de empresa y modelo de negocio lo explicaron a los alumnos del Master in real estate development del IE School of Architecture and Design en Madrid el 13 de junio. En esta masterclass participaron Gerardo Wadel, responsable del departamento de I+D, y Thomas Wainberg, miembro de su equipo, quienes acudieron invitados por Finsa.

La Casa por el Tejado, tras analizar el Eixample barcelonés diseñado por Ildefonso Cerdá a mediados del siglo XIX, constató que existían numerosos edificios antiguos con menor altura que otros y que por legislación, se podrían ampliar verticalmente.

Antiguamente, construir en mayor altura era más costoso y el ascensor era poco habitual, así que las zonas altas del edificio se utilizaban para crear lavaderos, depósitos o trasteros. Ahora, esta empresa ofrece la siguiente propuesta a los propietarios: les compran los derechos de vuelo del edificio y construyen arriba los pisos permitidos, a la vez que rehabilitan el edificio:  remodelan la fachada, instalan ascensor y mejoran las instalaciones comunes del edificio.

La empresa ha detectado 4.200 propiedades susceptibles de ser intervenidas en Barcelona, así como 3.100 en Madrid y 600 en el norte de España. También han abierto una oficina en París, donde “el 10% de los edificios podrían tener una extensión vertical”, según explicó Gerardo Wadel a los alumnos.

Este tipo de proyectos, hacen que “los plazos con respecto a una obra tradicional se reduzcan a la mitad o incluso a una tercera parte”, destacó Thomas Wainberg. Tras una fase inicial de diseño, se llevan a cabo dos procesos en paralelo: por un lado, la rehabilitación y adaptación de la propiedad -sin necesidad de que los vecinos tengan que abandonar el edificio- y, por otro, la fabricación de las piezas modulares en un taller, las cuales son instaladas mediante una remonta que dura solamente un día (excepto proyectos muy grandes), tarea que suele llevarse a cabo en domingo para que el corte de tráfico para instalar la grúa cause el menor impacto posible en el vecindario.

Este tipo de obras supone llevar a cabo una arquitectura industrializada, con el diseño de módulos -elaborados principalmente con acero y madera- en taller. Esto, además de la rapidez ya mencionada, supone mejores condiciones de trabajo para los operarios, así como mayor versatilidad y precisión.

Este aprovechamiento de terreno desaprovechado en el centro de la ciudad y la mejorar de los inmuebles es una manera de ampliar las urbes de una manera sostenible. Asimismo, en La Casa por el Tejado están trabajando para mejorar sus piezas modulares e incorporar materiales con menor impacto. Además, en un futuro quieren poder implantar su modelo de negocio a otras ciudades del mundo.
 
 

Autor: Finsa Fuente: Finsa 2018-06-15